Cuando era niña escuchaba con tristeza y atención de los campos minados en países como Camboya y Egipto. Son campos abiertos donde soldados enterraron explosivos y ya una vez que las guerras terminaron los explosivos siguen ahí. La gente local, sin saberlo, al caminar por los campos detonan estas minas al pisarlas.

A pesar de que es sabido que el duelo es un camino pantanoso y complicado, nadie nos habla de los campos minados que dejan las rupturas amorosas. Son cinco las etapas del duelo (negación, negociación, enojo, tristeza y aceptación) y puede ser un proceso frustrante ya que nadie realmente puede apagar sus emociones o decidir de manera racional cuando debe dejar de doler. Para atravesar el duelo de forma sana, hay que sentarse con cada una de las emociones y escucharlas, mirarles a los ojos y aprender lo que vienen a enseñarnos. Pero, junto con mis pacientes, he descubierto que existe un fenómeno del que nadie nos había advertido, las minas terrestres.

El duelo es como un campo de batalla, donde luchamos y hacemos todo para salir victoriosas y victoriosos. Sin saber que del duelo no se puede salir ileso y lo mismo pasa con la guerra.

Entrar en los campos minados del duelo, son los momentos en lo que sientes que por fin empiezas a ponerte de pie o más bien te sientes más en paz y sin deberla ni temerla pisas una mina. Te encuentras detalles que en su momento fueron insignificantes, pero no esperabas encontrar. Puede ser que abras tu maleta de baño y te encuentras su bote de gel (ese que pasó tanto tiempo buscando) o al arreglar tu closet aparece su playera favorita que olvidó o tal vez simplemente a una red social le parece buena idea recordarte ese viaje que tuvieron hace un año. La sensación es física, algo explota dentro de ti y un tótem del pasado te recuerda todo lo que llevas tiempo trabajando para sanar.

Las minas terrestres son dolorosas y lo que las hace tan dañinas es que son inesperadas. Si estás empezando con el proceso del duelo es importante que sepas que puede quedar un camino minado o si de la misma manera, sientes ya estar al final de este recorrido y se te ha detonado una mina, te tengo unos consejos que pueden ayudar.

  1. Haz una lista de gratitud; esto cambiará tu estado de ánimo. En vez de ver que es lo que te hace falta (tu ex) asegúrate de agradecer todo lo que ya tienes. Inclusive puede ser agradecerte a ti misma o mismo por lo fuerte que has sido en este proceso, tal vez al tomar la decisión de terminar la relación o de lo contrario por permitirte hacer una nueva vida sin tu ex. Agradece las cosas, las personas, circunstancias, momentos, todo lo que pueda ayudarte a cambiar el enfoque de la carencia a la gratitud.
  2. Medita; la mina detonada te puede llevar a momentos del pasado o inclusive a fantasear con saber qué hace y/o con quién está tu ex. El meditar te permitirá regresar al aquí y el ahora porque al final del día es el único momento que en verdad tenemos. De nada nos sirve que nuestra atención y energía se vayan con nuestra o nuestro ex. Regresa a donde estás, pon atención en los detalles que te rodean AHORA. Si necesitas más información en este tema te recuerdo el artículo que escribí sobre la meditación durante la ruptura amorosa.
  3. Permítete sentir; tal vez la mina te detonó tristeza, ansiedad, confusión, esperanza, enojo, frustración, desesperación o tal vez todo junto. Permítete sentirlo, date la oportunidad de sentir cada una o todas estas emociones a la vez. Recuerda que estás sanando y no podemos decidir qué emociones aparecerán en el camino.

El proceso del duelo es una oportunidad increíble para reinventarnos y renacer de lo que a veces se sienten como cenizas. Es un proceso de sanación y al igual que cuando se rompe un hueso duele, el proceso de sanar un corazón también duele. Absolutamente todas las emociones son temporales y eventualmente pasarán, sí, inclusive esa que estás pensando que será interminable, esa también pasará.

A diferencia de los campos minados reales, los campos minados que deja un ex no tienen estragos permanentes. Después de sentir una gama de emociones la paz vuelve y regresas al lugar donde estabas antes de encontrarte y detonar esa mina solo que está vez un poquito más cerca de sanarte por completo. No pierdas la esperanza y recuerda que, esto también pasará.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario